Las Redes Sociales y la Felicidad de los Jóvenes

Cuanto más tiempo pasan los niños y adolescentes en las redes sociales, menos felices son.


¿Has leído las letras chiquitas que aparecen en el contrato cuando te inscribes a una red social? Generalmente dicen que ésta es para mayores de 13 años. Pero el 75% de los niños de entre 10 y 12 años tienen cuentas en las redes. Y en algunos países, como Inglaterra, la mitad de los niños de 3 y 4 años usan una “tableta “¡y uno de cada siete niños de esa edad tiene la suya propia!

Podríamos pensar “¿Y qué? Son los juguetes de esta época. Antes nos divertíamos con pelotas, ahora se divierten en línea. Es lo mismo.” Yo creo que esto es parcialmente cierto, cada generación ha tenido su forma de divertirse, pero también es cierto que la vida virtual de la actualidad ha creado experiencias y fenómenos completamente nuevos para los seres humanos, con sus maravillas y sus riesgos. Entre éstos está el impacto que el uso de las redes sociales puede tener sobre el bienestar de los jóvenes.

El economista Philip Powell y sus colaboradores, de la Universidad de Sheffield analizaron el uso de Facebook, Whatsapp, Instagram y otras redes sociales de 4,000 chicos de entre 10 y 15 años de edad. Lo que encontraron tal vez no es sorprendente, pero sí es impactantes: cuanto más tiempo pasan los niños y adolescentes en las redes sociales, menos felices son.

Cuanto más usan las redes sociales, se sienten

  • menos satisfechos con su trabajo escolar
  • menos contentos con su escuela
  • peor sobre su apariencia personal
  • menos contentos con su familia
  • menos felices en su vida en general

Los investigadores encontraron que pasar tan solo una hora en las redes sociales reduce en un 14%. la probabilidad de que un chico se considere completamente feliz con su vida Una de las explicaciones más probables es que en las redes sociales se da mucha comparación social: las personas tienden a subir solo cosas buenas y nos creamos la impresión de que los demás tienen vidas mucho mejores que la nuestra.

No podemos echar el tiempo atrás, las nuevas tecnologías llegaron para quedarse y prohibir las cosas rara vez funciona bien. Pero sí podemos

  • limitar el uso de las redes sociales de los niños más pequeños
  • ayudar a los niños a que observen cómo se sienten cuando las usan constantemente
  • hablar con los chicos sobre la comparación social y sus efectos, preguntarles si los han vivido y cómo
  • invitarlos a hacer pequeños experimentos y ver qué pasa cuando se desconectan y hacen otras cosas

PosiTip basado en las investigaciones de Phillip Powell et al. y el trabajo de Jamie Doward de The Guardian

—————————————————————-

Los invito a escuchar mi podcast PositivaMente, el podcast de Psicología Positiva para tu Vida.

Etiquetas: , , , ,

Deja un comentario